Estilo de vida

El mundo necesita de personas que amen lo que hacen

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? En lo personal, miles de veces. Pero creo que nunca le había puesto tanta atención como ahora y creo que su significado va más allá de los quehaceres de todos los días.

Estos últimos meses mi vida ha sido un caos total y no lo digo en el mal sentido, lo digo porque decidí salir de mi zona de confort de mil y un maneras. Haré todo lo posible para resumir estos últimos ocho meses – casi un año de mi vida, lo prometo.

Para que entiendan más o menos de qué hablo les haré esta comparación; ¿Alguna vez han jugado Mario Kart? Pues todas las personas de mi edad, de mi universidad, de mi colegio, mi familia, en fin, todos los que me rodean, van conmigo en este juego, y todos parecen que van en el camino correcto, algunos van en primer lugar, otros van lento pero seguro, otros van cachando súper poderes y de ahí estoy yo… La que está en octavo lugar tropezándose con todos los cactus, árboles, piedras, trenes de la carretera; saliéndome del carril, yendo en reversa… Mi favorito es la pista de colores que no tiene barandas (Descripción total de algunos de mis días). En fin, esa soy yo, hasta que llega la nube grúa a mi rescate, representada como mi papá o mis amigos o a veces nadie y tengo que esperar a que se reinicie el juego.

Decidí verlo de esta manera porque es súper divertido y en realidad me he puesto a pensar que la meta es la misma, y la meta en sí es “ser feliz”. Independientemente de cuál sea nuestro camino, todos vamos hacia el mismo lugar y lo que he aprendido estos meses es que absolutamente todos estamos improvisando, algunas personas lo hacen mejor que otras, pero en general, de esto se trata la vida, de aprovechar todos los momentos e ir aprendiendo de ellos.

El cambio

¿Por qué le tenemos tanto miedo al cambio y a lo desconocido? Esta es una de las razones por las cuales dejamos de hacer muchísimas cosas de las cuales probablemente nos arrepintamos después.

Mi primer cambio empezó al graduarme de ingeniería en una de las mejores universidades de Guatemala para luego decidir sacar un título de chef y una maestría en Psicología. ¿Qué? ¿Qué estás haciendo Andrea? ¿Qué relación tiene eso con tu carrera? ¡Por gusto tanto tiempo e inversión en tu carrera! Para mí, todo tiene sentido… Lo hice porque me gusta y me hacía feliz, no por el “protocolo” que debemos seguir al teminar la universidad.

Luego de casi cuatro años de haberme graduado, dejé de trabajar y dejé de percibir un sueldo fijo, de tener un horario de oficina, de no tener todas las comodidades que un trabajo “estable” te pueda dar. Otra vez, ¿Qué te pasa Andrea? ¿Qué estás haciendo?

El tercer cambio fue cuando compré un ticket de avión sólo para mí. Yo solía ser una persona muy tímida, muy apegada a las reglas y todos los comentarios que recibí fueron ¿Cómo te vas a ir solita a Europa? ¡Llevate a alguien! ¡Te va a pasar algo! ¡Te van a secuestrar! ¡Te vas a perder! No les voy a mentir, estaba asustadísima de irme a un lugar en donde no hablaran mi idioma, sin conocer a nadie, sin saber cómo iba a ser todo, es una larga historia y probablemente les contaré otro día cómo fue toda mi experiencia, pero ¡FUE INCREÍBLE! Lo mejor que pude haber hecho en mi vida.

El cuarto gran cambio fue tirarme al agua con un proyecto que venía pensando desde años. Siempre me encantó la cocina y aquí estoy con Verde Cocina Consciente 🙂 No ha sido nada fácil, pero para mí no existen los lunes, realmente me encanta lo que estoy haciendo.

¡Adiós zona de confort!

En fin, todo empieza cuando decides salir de tu zona de confort, cuando decides hacer lo que siempre te ha dado miedo, cuando decides hacer lo que “no está bien” según la sociedad. Aquí es donde te conoces, te valoras y te das cuenta hasta dónde puedes llegar. Y son estas personas las que logran hacer un cambio en el mundo, su mundo.

Haré un pequeño paréntesis aquí, no estoy diciendo que tener un trabajo estable y vivir según las normas sea algo malo. Al contrario, si es lo que te hace feliz, te has ganado un pase gratis a tus sueños y te felicito por eso.

Mi punto es que cada uno de nosotros tenemos sueños que cumplir y debemos vencer todos los miedos que nos están impidiendo llegar a ellos. Desde miedos tan simples como hablar en público, bucear, las arañas, las alturas, la oscuridad… Hasta miedos más complejos como el miedo a estar solos, a la muerte, a las enfermedades, al apego, el miedo a ti mismo, tus inseguridades, en fin, ¿Cuáles son tus miedos?

Por experiencia propia te puedo decir que no es tan difícil, lo único que tienes que hacer es fijar una hora y un día en tu calendario y decir “Este día haré paracaidismo” “Este día le enviaré un mensaje a esta persona” “Este día me iré a comer a mi restaurante favorito conmigo mismo” “Este día renunciaré”

Tips

  1. Enlista todo lo que quisieras cambiar, intentar, probar, modificar… Todo lo nuevo que quieras experimentar.
  2. Ponte fechas límite y calendariza todo, tomando en cuenta obviamente todos los factores relacionados como tiempo, inversión, personas, etc. Por ejemplo, a mi me encantaría bucear porque le tengo pánico al mar pero por factores de presupuesto y tiempo, lo tengo calendarizado para el otro año. ¡Tienes que ser realista!
  3. Busca ayuda, infórmate, lee, pide opiniones… A mí me dan pánico las arañas por lo que busco en google “¿Cómo ser amiga de las arañas?” Aparte de encontrarme con respuestas súper divertidas, voy conociendo más a mis enemigas.
  4. ¡Muévete! No esperes que todo caiga del cielo (Ojalá las gotas de lluvia fueran de caramelo)

¡Ama lo que haces!

Bueno, ¿A dónde quiero llegar con todo esto? ¿A qué me refiero con que el mundo necesita de personas que amen lo que hacen? Me refiero a personas que sean realmente felices en donde estén, que puedan pensar afuera de la caja, que vean infinidades de soluciones a un problema, que no sean víctimas, que no existan los “hubiese querido” “hubiese hecho” “hubiese intentado”, personas que sepan qué es lo que quieren para ser mejores personas y la única manera de lograr esto es amando lo que haces, empezando con amar lo que eres.

Estas aquí porque es TU DECISIÓN, de nadie más. Si no estás feliz, cambia algo, pero no te quedes ahí, el tiempo pasa volando y el mundo no se detiene.

Desde estar en una oficina, estar en el tráfico, estar con tu familia, tus amigos, conocer gente nueva, tomar un café, quedarte viendo Netflix un viernes por la noche, salir de fiesta, probar las drogas, ser gay, ser bisexual, ser heterosexual, ser religioso, ir a la iglesia, escuchar música, pasear a tus mascotas, estar casado, tener novio, estar soltero, comprar un nuevo carro, ir en bus, irte de viaje al extranjero, irte un fin de semana a la antigua… etcétera, etcétera.

Yo amo lo que hago

No podía terminar este artículo sin enseñarles un poco de lo que estoy haciendo ahora, descubrí mi pasión por la comida, por Guatemala y por el medio ambiente… Quiero hacer un gran cambio empezando conmigo misma y espero que puedan ver todo el amor que le he puesto a este proyecto Verde Cocina Consciente. Esta soy yo siendo feliz…

 

2 thoughts on “El mundo necesita de personas que amen lo que hacen

  1. Andreeitaa Kings, jaja buen post! La felicito por tomarse el tiempo de escribir y querer compartir con los demas como podemos llegar a ser felices. No sabia q le tenia miedo al mar o a las arañas, no hay nada tan satisfactorio como enfrentar sus miedos, por lo q me parece muy acertado sacar a relucir el tema cuando se quiere ser feliz! Una persona que ama lo que hace, cambia al mundo, el amor todo lo puede, no tiene limites! Y si es bien enfocado, puede cambiar su cuadra, el pueblo, la ciudad, el pais o el mundo, vuelvo a repetir “el amor no tiene limites”, y no necesariamente se debe tener hacia otra persona, sino que a un afan de vida! Bonito su ejemplo de haber dejado su zona d confort y los comentarios de otras personas a parte para ser feliz! La felicito :)!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *